¿Qué es el IVA Retenido?

Es una cantidad de dinero que retienen las personas físicas o morales cuando han recibido un servicio de terceros. 

Esta retención se realiza con el objetivo de garantizar que las personas cumplan con el pago obligatorio de este impuesto. 

El Impuesto al Valor Agregado retenido equivale al 6% de monto total y abarca todos los tipos de servicios proporcionados por terceros, estén o no bajo la condición de un contrato de trabajo. 

Debes considerar que  también es aplicable a los servicios profesionales realizados por personas físicas.

¿Cómo se aplica la retención?

Para esta modalidad de retención del Impuesto al Valor Agregado, veamos el siguiente ejemplo:

Supongamos que  has contratado los servicios de una empresa para realizar la limpieza de tus áreas de trabajo, en este caso deberás retener el 6% del pago del servicio contratado. 

¿Para qué sirve el registro contable del IVA retenido?

Al registro contable se le considera como un valor que tiene que ser pagado por quien está recibiendo el servicio, pero al mismo tiempo, queda como saldo a favor dentro de la contabilidad.

Siempre se debe tener en cuenta que el este pago de IVA es responsabilidad de la empresa que se está recibiendo un servicio que ha sido sub contratado o que le proporciona un profesional.

 

¿Cómo facturarlo?

Para facturar primero debes Ingresar a la plataforma de facturación de tu preferencia, después en el área de factura debes seleccionar a tu cliente, hecho esto ahora debes elegir el tipo de comprobante y la forma de pago.

Ya que has marcado todas las opciones, selecciona el producto, edita si es necesario y por último agrega la retención del 6% y descarga tu factura.

 

¿Cómo calcular el IVA que se va a retener?

Para obtener la cantidad IVA a retener se debe considerar lo siguiente: 

La cantidad por retención corresponde a dos terceras partes del impuesto que sea trasladado y que este haya sido pagado. Esto aplica cuando el IVA sea trasladado por las personas físicas por las operaciones siguientes:

  • Por prestaciones de servicios personales independientes.
  • Por prestación de servicios por comisión.
  • Por otorgamiento del uso o goce temporal de bienes (por ejemplo rentas).

En este último caso se debe hacerse por el 4% del valor del servicio contrato, la cantidad final por IVA retenido dependerá de la cantidad que se haya acordado en el contrato.

 

Conclusión.

El IVA retenido se debe aplicar cuando se realizó la contratación de algún servicio, ya sea por personas físicas o Morales. 

Es importante que tengas en orden tu registro contable de IVA Retenido para presentarlo en tu declaración de impuestos. 

Si quieres conocer más sobre el IVA aquí te dejo estos artículos: 

¿Te fue útil este artículo?

Si No
×

¿Como podemos Mejorar?

×

¡Gracias por tu retroalimentación!

Tus respuestas serán usadas para mejorar nuestro contenido. Entre más información nos des, podremos mejorar y atenderte mejor

Siguenos en redes sociales:

Facebook Pinterest